Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

sábado, noviembre 08, 2014

A partir de hoy, dos veces por semana, como si fuese mi antología poética, pondré 36 poemas 12 de Nereidas Poemario , 12 de Versando mis pensamientos y 12 del que espero  sea muy pronto: Descubro el alma.
Así pues ,todas serán conocidas de vosotros, así que en plena poda, en plena clase mis nietos y en plena catequesis me tomaré un descanso-
No sé si serán las más bonitas ; pero si las que para mí. tienen más contenido.


Una de 36-Nereidas- poemario


Sin equipaje


Quiero no tener nada
vivir siempre contigo sin tenerte
quisiera no ser tanto se mí
a medida que aumentan mis caudales,
menguo y no me siento más crecido.
Llegará sin duda la hora de partir´
y temo no ir más que el equipaje-
Quiero retornar a mí, yo al desnudo
para realizar en mí el último viaje.
Cuando deslice a otras dimensiones
aquí no ha de quedar nada
Solo quedar muy difuminado
ser un reflejo en tu mirada

miércoles, noviembre 05, 2014


Foto de André
Campana de Caranza

Campana que estás sola, sopla el Nordeste y suenas
Capilla justo en el cabo, ahí en medio de la Ría, al compás de las olas, dueto musical del mar, mar donde mamé, se fundieron olas y sangre.
Y quedé , sí quedé en tus orillas, aun sin estar soy parte del paisaje.
Te llevo en mí, bravo mar , mar bravío
No, no eres un recuerdo, sin tus aires marineros¡ Es tan difícil vivir!
Ahí donde convergen nuestras vidas, es grandioso mezclar el sentir del mar que es nuestro mar y aquellos tan nuestros sentimientos.

¡Te quiero!

domingo, noviembre 02, 2014

Tú y el mar
Veredas en mi otoño (foto de André)

Me miré en los pálidos espejos
 del agua reflejos cristalinos.

En los remansos los rumores
en las curvas disuelves ecos-
¿A dónde irá el amor?
¿A dónde este correr termina?

Como sauce que en el remanso mira
seguir quise la silueta cristalina
Ollé bellas veredas  ¡ vida!
Claveme una y otra vez
los rastrojos del sendero
y sin esperar empero
Se abrió inmenso el mar.

Combiné verdes y azules
te encontré...

y vivo así tu inmensidad