Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

martes, octubre 18, 2011


   La felicidad                    
Capítulo dos de tres.


Parece que el depresivo, el pesimista, está condenado a no sentir la felicidad , esos momentos entrañables ,porque en la recepción de los estímulos que nos llegan está implicado como único responsable nuestro cerebro y si es como se pensaba hasta ahora, que una vez concluida la pubertad el cerebro deja de desarrollarse, pues …´
Un campesino leonés con 40 años, cansado de doblar la columna en el cultivo de la tierra , emigró a Lisboa , se compró un taxi en los momentos en que para circular y orientarse por la maravillosa ciudad , hacía falta saber trigonometría , . sometido a una serie voluntaria de tabs , asombró, su cerebro había establecido en la zona relativa al espacio , gran cantidad de conexiones neuronales , las que le permitían ser un buen taxista y con una facultad de orientación extraordinaria.. En la universidad de Yale unos experimentos de un cierto famoso que se quedó ciego con cincuenta años , desarrolló al practicar el lenguaje táctil un sensibilidad de la zona cortical que ponía, al tocar su dedo índice con el que efectuaba la lectura , en actividad una zona muy amplia de cerebro como cualquier niño que fuera ciego de nacimiento.
Una de dos o el cerebro infantil pre-ve el futuro en un estado sicótico donde presente , pasado y futuro coexisten y el cerebro se desarrolla como va a ser necesario, o lo que parece lógico , el cerebro no pierde nunca su plasticidad , a no ser en casos de enfermedades graves o traumas.
La sicología que te lleva desde los sótanos de las emociones a la planta cero no es ni positiva ni transpersonal , es una sicología caduca.
A las tropas que van a luchar  (por ejemplo Afganistán) se les dice podéis volver como habéis ido, en estado neutro , o regresar con el síndrome pos-traumático.¡ No, no!, falta la tercera vía , la opción más importante , podéis volver más maduros, más humanos y más evolucionados. He conocido a uno que perdió un brazo , algunos que presenciaron escenas horrendas , otros sufrieron de infarto , se les diagnosticó cáncer , revisada su situación , muchos ayudados , no quedaron el punto cero y neutral de antes de la partida, o de antes del trauma, muchos no convivieron con el síndrome pos- traumático,, no, no se quedaron al subir desde el sótano en la planta baja, convirtieron el habitual muro del trauma en una escalera, y comenzaron a vivirla vida y valorarla de otra manera .Claro también los hay que se quedan dando vueltas en el sótano ,otros, vuelven a bajar a él con cierta facilidad y frecuencia Esto me trae a colación el recuerdo del que perdió el brazo que se llenó de un fino humor y nos hacía reír con su forma de decir ¡Cielos como me está doliendo el brazo que no tengo !tal vez sepamos como ser felices sin morir en el intento! , o tal vez lo tengamos que aprender un poco cada día , lo intentaremos en el próximo capítulo, lo que mi experiencia os puede asegurar, y da igual que hablemos de religión, en que la doctrina si nos invade es dañina, intenta evitar que pensemos o de sicología, y nunca una doctrina se asimila lo mismo en cerebros distintos , lo que une , lo que “hace” es la acción.
No vale el solo conocimiento,-¡ no os dais cuenta la cantidad de médicos que son obesos y cuantos hay que fuman !..
Resumiendo: nuestro cerebro es plástico a cualquier edad, Y los humanos (nuevamente el cerebro está involucrado) somos seres con tendencia natural a convertir lo reiterado en hábito (claro el habito de respirar, de mover los pies , de conducir , de cerrar el grifo , de poner el pijama no involucra la voluntad, no agota “no consume fósforo”)
Si el trauma no te mató, haz caso al proverbio “lo que no mata engorda”
Vamos pues a seguir esa tendencia natural de los humanos a crear hábitos que permitan a nuestros cerebros crear mapas con caminos , teniendo muy en cuenta que en cualquier crisis, los caminos que llevan fuera de ella(fuera de la crisis) son tan difíciles de ver que cuando estamos angustiados , deprimidos, ni siquiera creemos que esos caminos de liberación existan.
Seguiré buscando esos caminos.
André de ártabro           Fotos de andré

47 comentarios :

  1. Con esta reflexion Andre tienes mi mente corriendo a mil.
    Ojala la convirtieramos en un habito como esos tantos que mencionas y sea parte de nuestro diario vivir.
    Cuantas veces nos dejamos abatir por un detalle teniendo tantas cosas para ser feliz !!
    Ay Andre!! Tus palabras han entrado a lo profundo de mi corazón, gracias por compartir tus letras.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  2. Tú no necesitas muchas lupas. Los caminos creo que los debes tener bien cerca. Y es más ... creo que tú eres camino para muchas personas.

    Besos querido amigo

    ResponderEliminar
  3. Intentemos buscar ese camino donde haya luz, paz, calidez, donde las sonrisas nunca acaben, ni el positivismo ni la ilusión terminen, intentemos ir por esos caminos donde solo la luz acompañe.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó la reflexión nuestros cerebros son de plástico... como moldeables..
    Es cierto, pienso que podemos hacer con ellos lo que queramos y rendirnos, acostumbrarnos a lo que verdaderamente nos hace felices y por ende a los demás...
    Los caminos para la felicidad a veces son fáciles, otros mas complicados pero siempre se puede caminar por ellos con la convicción de que estamos haciendo bien... para nosotros y los demás.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  5. Hola ASndrè!! Buena reflexión pero no siempre es fácil elegir el camino. Yo sufrí una depresión muy aguda y eso me llevaba a tener problemas físicos. Salí pero me costó mucho. Es para un debate largo.
    Trataremos de buscar esos caminos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado todo tu planteamiento
    hacia la felicidad, pero me voy a quedar con el final, con ese mapa, con esos caminos
    de liberación, porque yo sí que creo
    que verdaderamente existen.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. todos los caminos nos conducen a Roma
    unos más largos y peligrosos
    otros llenos de atajos
    pero todos se hacen

    y como ya una vez dije y repito, la felicidad es una cuestión de actitud personal
    el resto es pura sensación extra

    abrazoooo

    ResponderEliminar
  8. Así es André, hay que andar nuevos caminos, buscarle recodos, atajos y extravíos al cerebro. Una gimnasia necesaria para evitar esa rigidez que atrofia e impide mirar la vida con ojos remozados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La felicidad hay que buscarla en cada momento, en cada movimiento, en cada pensamiento, y hasta en las cosas desagradables, si se miran desde un punto de vista positivo, puedes ver un ratito de felicidad.
    La depresión y la angustia forma un muro que no deja ver la luz, cuanto peor estamos peor lo vemos todo, no dejas que nada bueno entre en tu vida, y haces que el mundo que conoces sea un infierno.
    Dejaré tu barca y me uniré a buscar esos caminos de liberación contigo.

    Besitos y sonrisas liberadas:-)

    ResponderEliminar
  10. André,la vida nos manda pruebas continuamente para que utilicemos el cerebro y el corazón.La práctica diaria nos lleva al aprendizaje y en esa práctica ejercitamos imaginación,memoria,voluntad,paciencia,constancia ete.La felicidad nos la ganamos cada día al encontrar esos momentos mágicos,que nos llegan como un regalo y pueden ser:un amigo,un paisaje,una canción,un poema,una sonrisa o cualquier cosa.Hemos de aprender a ser positivos y crear poco a poco nuestro mundo.Cuando nos encontremos a gusto con nosotros mismos,pondremos sobre la mesa la palabra y la sonrisa,que el mundo necesita para renovarse.
    Mi gratitud y mi abrazo grande,André.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Caminos hay muchos, de ahí la importancia de nuestra actitud... Te dejo una perorata que escribí no hace mucho.

    La VIDA es una actitud,
    la manera con la que decidimos
    vivirla y afrontarla.

    Si te acostumbras a censurar
    terminarás por censurarlo todo,
    convirtiéndote en el ogro
    que nunca deseaste ser.

    Si acostumbras a sonreír
    tomándote la vida en serio
    pero viviéndola como una broma,
    te convertirás en la persona
    con quien desea estar todo el mundo.

    Si te acostumbras a agradecer
    todo cuanto te acontece,
    y no fijas todos tus esfuerzos
    en metas inalcanzables,
    si afrontas contradicciones
    y te muestras dispuesto
    a perdonar siempre
    hasta la más grande ofensa…
    Serás feliz porque sí,
    pase lo que te pase.

    La vida es una actitud
    y la actitud es la diferencia
    entre una persona y otra.
    En la actitud está el secreto
    de tener un feliz tránsito
    o vivir amargamente
    la oportunidad que es la vida.

    Un saludo, André, generoso amigo.

    ResponderEliminar
  12. LA VIDA ES HERMOSA Y CONSTRUIRLA CONSTITUYE BELLEZAS. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR SUS CONOCIMIENTOS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  13. La vida es fruto de nuestra propia entrega a la causa vital. Y el único espacio donde hallar la felicidad que ansiamos.
    Muy acertadas tus reflexiones, André

    ResponderEliminar
  14. La felicidad empieza por uno mismo, pero hay que saberla apreciar, en las pequeñas cosas de cada día en vez de entrar en la meláncolia. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. "Nuestra mente en sí misma, puede hacer un cielo de los infiernos y un infierno de los cielos"
    J. Milton.

    Blanco y en botella, no?

    Besos André.

    ResponderEliminar
  16. Uy, tendría tela para cortar, pero prefiero decirte que llevas razón como siempre, todo está en la fuerza y el ánimo, en el espíritu de lucha, en esa unidad sellada que tenemos por cerebro y le digo de vez en vez: Vamos cabezota, ordena, manda, pero bien...(a veces no me hace mucho caso, pero ahí vamos)

    Un besote, mi filósofo preferido.

    ResponderEliminar
  17. wow! Andrés aquí en esté texto has gritado y lo has hecho grandiosamente. Tiene mucha lógica lo que nos cuentas y en el final te diré que si, si hay que seguir avanzando por un camino y es el que te lleva o el que te guía a continuar.

    Mi beso querido para ti

    ResponderEliminar
  18. La melancolía o depresión no es más que la ausencia de motivación.

    Si es que cuesta alejarla, hay que buscar siempre una actividad que nos haga sentir bien con nosotros mismos.

    La actitud y la fuerza de voluntad, son aspectos determinantes para hallar sabor a la vida.

    Abrazos André !!!

    ResponderEliminar
  19. Pues claro, Andrés... hasta que el cuerpo aguante!! Con energía!! Bss, amigo

    ResponderEliminar
  20. Hola Andre me quede prendada del cerebros de plastico... Los caminos hacia esos instantes de felicidad andan a nuestro alrededor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Andrè... comentè anteriormente, que soy una persona muy alegre, no comento mis males, sigo bien asì por este camino....salgo sola del fango.
    Hay personas amargadas que ni los años las cambian...ese caràcter lo llevan de por vida.
    Muy interesante sigue todo lo que publicas...graciass..
    Espero el ùltimo capìtulo.

    un Beso felìzzzzz

    ResponderEliminar
  22. Hola querido Andrè estuve leyendo este capitulo y realmente es fabuloso, hay tanto, pero tanto por hacer, tanto servicio que dar.

    Mi ordenador se esta arreglando, creo que en esta semana lo terminan, por eso estoy un poquito atrasada con los comentarios, ya me pondrè al dia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Andres, vendré mañana, estoy sin gafas y los ojos ya muy cansados
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  24. No somos conscientes del poder de nuestro cerebro. No nos aproximamos, ni remotamente, a vislumbrar la magnitud de la capacidad de ese órgano.
    Un cerebro sano es ejercitable, moldeable, y por supuesto, perfectamente dotado de plasticidad.

    Coincido plenamente con tu planteamiento, André.

    Recibe un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  25. Yo estoy en el camino de seguir buscando esos caminos que me lleven lejos del sótano.
    Para nada me gusta ese lugar frío del revuelco en la pesadumbre.
    Yo quiero volar en brazos del positivismo,subir y subir hacia una felicidad programada por ese misterio que teje incansable dentro de nuestra cabeza,vete tú a saber,la de prendas rebuscadas,algunas de las cuales nos quedan mal y nos enojan...
    Yo soy de buscar los ajustes de esa prenda aún cuando a veces no lo consiga.
    Y no sé si has entendido algo o nada de lo que acabo de decirte,ja,ja,ja
    Besos,André.

    ResponderEliminar
  26. Muy bueno el post André. El ser humano es el único que no puede ser determinado. Sus fronteras estan en sus creencias y sus limites en la posibilidad de correrlos.
    Abrazos , si encuentras el camino haznos una señal.

    ResponderEliminar
  27. Yo también creo en la plasticidad del cerebro humano, por eso creo en la superación. Ahora... eso sí, cuanto más joven, más plástico.

    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  28. Desde luego que los caminos no nos llevarán a ninguna parte si seguimos instalados en el refugio de la comodidad, con la comodidad me refiero a que no aprovechamos las oportunidades (buenas o malas) que la vida nos da, nos quedamos refugiados en aquello que conocemos y controlamos y a veces nos da miedo avanzar porque no sabemos que como tu bien dices, el cerebro es maleable a las circunstancias.
    Me gusta como desarrollas el tema. Sigo esperando la tercera parte con ansia.

    Te dejo un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  29. DE QUE TE LIBERARAN ESOS CAMINOS?,O TE ENCARCELARAN MAS,QUIEN SABE ,LA BUSQUEDA DE LA FELICIDAD ES ARDUA,NO HAY RECETA NI GUIA QUE LA CONSIGA,ES UN TEMA DE ACTITUD
    UN ABRAZO QUERIDO AMIGO

    ResponderEliminar
  30. Para que el cerebro no se frene hay que incentivarlo. Por eso se habla tanto de lo que rejuvenecen las nuevas tecnologías. Por ejemplo, Jaja, mi suegra ahora está aprendiendo a usar el PC y pregunta, practica... Ella tiene cancer y este estímulo ha arrinconado la enfermedad para permitirle pensar en otras cosas.
    Querer es poder.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Adoro tus reflexiones, aunque me hacen meditar más de lo que quisiera.
    Con respecto a una de las preguntas que te haces,
    creo que el tratar de ser feliz , sin morir en el intento, lo vamos aprendiendo cada día.
    Y también, como te he dicho antes, no creo en la felicidad, como un estado permanente, pienso que son momentos que debemos aprovechar " a concho"...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  32. Gracias por tus letras llenas de musicalidad y dulzura en mi blog.
    Esta reflexión o mejor dicho, artículo-exposición me ha parecido fabuloso.
    No hay parámetros generales para todo el mundo y a veces, se diagnostican las depresiones con mucha soltura.
    El trabajo está en lo que tu apuntas;"Hábitos en positivo", buscar ese camino luminoso,de claridad que al final siempre se hace presente.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  33. Tus reflexiones nos llevan al
    buen puerto de la introspección,
    y la foto de la portada
    es espectacular...
    me encanta

    ResponderEliminar
  34. Hay que saber disfrutar de todo y cuando nos quitan algo intentar disfrutar a tope de lo que nos queda. Hay que pensar que siempre podía haber sido peor y adaptarse a lo que hay. No todo el mundo es capaz por eso pierde la partida y no es feliz. hay tantas pequeñas cosas que nos hacen felices…Un bessito

    ResponderEliminar
  35. Hola André, me encanta como tus letras van desarrollando un argumento que me hace meterme de lleno hasta en el ascensor de la "felicidad" y veo que se mueve, que siempre está en movimiento... a veces sube y otras tantas baja, pero en el medio queda una parte que siempre te hace pensar que hay que seguir adelante; no dejarse avasallar por la tristeza, la decepción, la desidia y otros tantos sentimientos mas que no acabaría de nombrar, pero tengo claro que la felicidad viene de forma intermitente (como ya te dije en la 1ª parte) y hay que disfrutar de ella cuando llega el momento.
    Sigamos pues el camino que va por delante de nosotros y si hay piedras en él...¡pues a darles una patada (grande a ser posible, jeje) y seguir caminando!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Querido André,
    me encanta leerte y meditar sobre lo que expones. Me quedo con la frase "Ojala sepamos ser felices sin morir en el intento".
    Deberíamos valorar hasta las piedritas del camino porque son ellas las que nos reconducen para no perdernos de nuevo.

    Te deseo un feliz día y te mando un cariñoso abrzazo.

    ResponderEliminar
  37. Hola André, te he visto en varios blog de amigos -siempre comentando en forma inteligente y racional-, y por curiosidad decidí visitar tu morada...
    ¡Vaya tema! que tienes de entrada. La felicidad es un concepto que no se termina nunca de responder con exactitud, ¿qué o quienes nos hacen felices?, y ¿cómo conseguir? ese estado en forma permanente en nuestra vida, son las eternas preguntas que intentan responder los miles de libros que se han escrito del tema... Concuerdo que somos seres de costumbres arraigadas, que nos facilita el reposo nuestra rutina, y que si algo nos falta de esa secuencia caemos en estados depresivos. La verdadera búsqueda de la felicidad se traduce en: buscar nuevas rutinas afectivas y que nos hagan sentir importantes y productivos en la sociedad...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Muchas gracias André por tus huellas, este lobo estepario te abraza en la libertad que cada uno debe cuidar, la propia , la individual, la que no se transa, la que no se somete
    en ello soy absolutamente celosa, y por ese camino va mi pisada licántropa

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  39. André tan reconfortante y fácil habías hecho el post anterior (1) que fue fácil también contestar y sobre todo poder explayarse cada quien con idea sobre la felicidad.... y en este post??? que difícil de verdad, gente que sufre que no encuentra con facilidad el camino de salida, gente que siempre fue infeliz además.... interesante esperaré el 3er. capítulo besos ;)

    ResponderEliminar
  40. Hola André

    Pues te doy toda la razón. Seamos positivos y aprendamos de los errores, de las caidas, de los traumas y convirtámoslos en lo que son, pruebas y escaleras que nos llevarán al piso de arriba :D.

    Espero que el cerebro siga evolucionando, aunque se pierda alguna que otra neurona en el camino.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  41. Yo también los sigo buscando...esos caminos.
    Pero con esas fotos que has colgado casi la presiento. Son una verdadera alegría Andre.

    Un placer coincidir en la búsqueda.

    ResponderEliminar
  42. Querido amigo: Me metes en unos terrenos... ¡cómo me haces pensar!
    Ya te dije una vez, que ni la filosofía ni la sicología eran mi especialidad. Pero he de reconocer que esta última, me atrae.
    Según mi punto de vista, el cerebro humano, pese a que sus neuronas no se regeneran, si pueden hacer sinapsis unas con otras y aprender a realizar el mismo trabajo encomendado a otras que por cualquier motivo, hayan muerto, me refiero a un infarto, derrame cerebral, etc.
    No creo que esto lo traigamos aprendido, más bien nos adaptamos a las circunstancias ¡qué remedio!
    En el caso de los ciegos, ocurre algo parecido, se desarrolla más el oído y el tacto.
    En cuanto a afrontar la adversidad... eso es un tema tan personal....
    Los más sensibles, entre los que yo me encuentro, los traumas les afectan mucho más, a veces se hunden en una profunda depresión, se meten en un tunel sin salida que no les deja ver la luz ¡cómo se les va a hablar de felicidad! otras, necesitan ese tiempo más o menos largo para que se curen las heridas de su tierno corazón.
    Los más fuertes, son los que salen fortalecidos ante cualquier adversidad. De estos últimos, deberíamos aprender: Lo que no te mata, te hace más fuerte.
    Yo estoy aprendiendo todavía.
    Abrazos amigo, abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  43. mi querido y admirado poeta tu tienes la llave de la puerta que nos da acceso a la felicidad y a la belleza, infinitas gracias por concedernos momentos tan bellos , muchos besinos de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  44. Amigo André, entro en tu casa y salgo con una
    hermosa reflexión, la felicidad es lo mas importante, encontrar siempre ese estado de ánimo, representa nuestra satisfacción en la vida.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Buenos dias,bella reflexión,un placer para los sentidos...Gracias por tu visita y por seguirme...Yo tambien volveré por aqui para seguirte leyendo...Saludos y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  46. Comparto tu bella forma de pensar sobre la vida, y me inclino por creer que la felicidad también consiste en aprender a amar la vida aún en los momentos en que no podemos ser del todo felices. Abrazos

    ResponderEliminar
  47. Buscar demasiados caminos puede llevarnos a no seguir ninguno.

    Saludos.

    ResponderEliminar