Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

miércoles, septiembre 19, 2012

Manuel , afable , cariñoso e inteligente.


Minuetos(he
Vista desde el Complejo hospitalario (fotos de andré)

37 comentarios :

  1. Recuerdo haber leído este relato tuyo.
    Y sí, estas cosas pasan...
    Cristo tuvo la suerte de tropezarse con un ángel como tú.

    Besos, André.

    ResponderEliminar
  2. Hola, André:

    Una historia muy bonita y reconfortante, gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Jamàs me olvidarè de èste relato.
    Otro àngel en tu camino.
    Besitos dulce Andrè.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante relato.
    La verdad es que la gente está muy necesitada de amigos.
    Tal vez si hubiera más manos tendidas, más corazones dispuestos a escuchar se necesitaría menos batas blancas.
    Hay muchos cristos repartidos, esperando esas manos aladas dispuestas a apretar las suyas.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  5. Necesitaba un amigo y allí apareciste tu. Bellisimo relato. Ha sido fantástico. Besos

    ResponderEliminar
  6. Bellísimo, y con un mensaje trascendente...
    Lo había leído antes, pero emociona volver a hacerlo, sin duda.

    Mi abrazo grande y mi felicitación, André!

    "Lo que necesitaba Cristo era un amigo" .

    ResponderEliminar
  7. Querido amigo: De una forma u otra, siempre, sin proponértelo, tocas mi fibra sensible.
    Recuerdo, por aquél entonces, que Kasioles apagó sus pucheros para dedicarse al amigo que, sin previo aviso, le tocó permanecer cerca de un mes en ese "hotelito" de Juan Canalejo.
    Ya, a principios de año, te conocía mucha gente, te queríamos y muchos, pero muchos, fueron los que llegaron a mi blog preguntándome por tu salud.
    Hice lo que mejor supe y también, a tu blog, llegaron cantidad de comentarios animándote y esperando tu regreso.
    Hemos tenido suerte, un buen día André salió de ese parador y volvió con nosotros.
    Ya había leído este relato, pero a pesar de ser una reedición me ha llegado al alma. Gracias, André, por ser como eres y por tener ese don en la palabra, que hasta cura a los más necesitados de cariño.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  8. Hola André.
    Podías haber escrito más palabras, haber alargado mucho más aquella noche de sábado, pero imposible hacerlo de una manera más sabia y humana.
    Yo creo que eres un mago de las palabras, y además, un druida para los hombres, sentado bajo un inmenso roble lleno de sabiduría.

    Feliz noche y un besico emocionado.

    ResponderEliminar
  9. Sabe André? tengo a mi hija mayor estudiando Medicina. El relato de hoy me ha cautivado y me ha puesto algo nostálgica.

    Ella nos extraña mucho, aún tiene 17 años... es bastante joven y me la imagino en las salas de los hospitales... talvés en el camino... encontrará muchos Cristos como de su bella historia.

    Le dejo muchos cariños y no se preocupe si no pudo votar, le agradezco infinitamente la intención de hacerlo.

    Saludos desde mi selva peruana!

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la historia y cuanta sabiduría tienes Ándres...
    En estos parrafos que te marcare ahora, has coseguido que me eche a reir... Estos son:
    Que me dices , tú también esperas a un psiquiatra _ y que hago yo con un psiquiatra dije , a mi me hacen falta por lo menos dos- Cristo ya de pie pegado a mi me dice-¿también estás loco?- “unas veces sí y otras no-¡coño como yo!

    No sé como lo haces Ándre pero has conseguido que la historía no solo conmueva que también tenga la otra cara de la moneda, humor... y sin el la vida sería demasiado penosa...Gracias por compartirlo.

    Un abrazo y un beso grande tan solo para ti Ándre querido.

    ResponderEliminar
  11. Hola Andre, la verdad es que todos los dias vivimos entre tantas cristos'..... Estos tienen varias peculiaridades en sus fronteras (mente , vida , emociones ) Asi que debemos ser como aquel gran maestro Jesus que toco a tantos con un ingrediente muy importante que todos tenemos (amor) este a su vez produce como por arte de magia otros ing. escensiales (compacion , pasiencia, tolerancia , comprencion . Si miramos bien atentos , directo a los ojos de estos cristos , veremos que les falta alguno de estos escenciales ing. Del tesoro de tu corazon Andre , has sacado tu gran caudal de los escensiales! Caramba! has hallado quizas el secreto! (estos cuando se dan con amor se reproducen) vienen de vuelta a nosotros envueltos en diferentes envoltorios , (mas salud , mas amor , y bendiciones de todo tipo) Estan sujetos a una de las mas maravillosas leyes espirituales que hay. (la ley de la siembra y la cosecha) ASi que Andre , para tu cristo, solo me resta bendecirlo y para ti mi muy querido amigo, desearte que tu vida continue tan extensa, plena y sobre todo que jamas dejen de fluir en ti , los escenciales!!! Abrazos , Rose M

    ResponderEliminar
  12. Esta anécdota es triste, con faces graciosas que puede surgir de la desubicacion por la adiccion. Que bien le hizo el encuentro y te quedo Cristo Rey tu amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Es triste esta historia, pero le añades ese toque de humor tan caracterizo de ti, que la haces encantadora como son todos tus escritos,con mucha humanidad, un relato muy bello Ándre,mil besos de luz para ti.Que pases un buen día.

    ResponderEliminar
  14. Buen Relato, me pregunto, lo solucionaste con habilidad que dan los años? o simplemente te adentraste en esa necesidad que tenia ese prójimo, de comprensión, amistad y de ser atendido.
    Creo que te entregaste y Cristo Rey supo apreciar tu sincera entrega.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. manolo
      Hola amigo , simplemente me necesitaba, era justo el momento adecuado y fui a él
      Un abrazo

      Eliminar
  15. La vida en sí son pequeños milagros....Precioso!!

    feliz día
    ^^

    mi princesa del bosque

    ResponderEliminar
  16. La vida nos acerca en ocasión cosas que a simple vista parecen sacadas de un libro, pero la vida es así y así amigo mío nos lo has contados.

    Un beso enorme y mi cariño siempre, amigo André.

    ResponderEliminar
  17. Todo estriba en encontrar la mano adecuada hacia la amistad y Cristo la encontró.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Respuestas
    1. (No salían los acentos ni los puntos. He cambiado de servidor)

      Eliminar
  19. No sé: Me da que a este Christus regnat, Christus imperat le sobra hospital y le sobra trastorno.
    La historia se las trae. Si lapilla Almodóvar, la hace película en un tris tras.
    En el fondo, es un capítulo de desarraigo. Y triste, por supuesto.
    Un abrazo, André

    ResponderEliminar
  20. En ocasiones debemos partir de la base que todos somos diferentes, unos más que otros, ¿o debería decir imaginativos? en cualquier caso tu manera de cambiar el rumbo produjo algo muy importante en un lugar tan triste como un hospital y es provocr una sonrisa.
    Besos de gofio

    ResponderEliminar
  21. Necesitaba ser escuchado y encontrar una mano amiga. Vivimos rodeados de gente pero la mayoría de las personas vive en completa soledad, quizás esperando a un amigo como tú que sepa comprenderlo y animarlo.
    Querido amigo me has tocado la fibra sensible del corazón con tu historia….

    Un inmenso y cálido abrazo

    ResponderEliminar
  22. Así es mi querido André, la soledad del que sufre trastornos mentales es muy grande. Cuando tiene momentos de lucidez es cuando más se desespera y se sumerge en el vacío, Sí, necesitaba hablar con alguien, pero...¿Cuántos huyen de esas personas por miedo de ser agredidos? No serían tan violentos si fuesen escuchados y compartiendo un poco su locura.
    Gracias por haber sido unos minutos su amigo.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  23. Hola Andre tu reflexión me hizo pensar , el nombre del chico no es por casualidad, todos de alguna manera necesitamos a un Cristo Rey, para ver como respondemos, que actitud tenemos, somos indiferentes??.. a veces el no nos necesita tanto como nosotros a él.
    Bella reflexión!! de cualquier manera tu actitud fue generosa y noble

    un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. espero que estés bien.
    Supongo que todos necesitamos siempre que alguien nos escuche y te encontró a ti...
    Besos amigo

    ResponderEliminar
  25. Una mano extendida justo a tiempo, serena mucho.Una gran experiencia, poeta. Ser amigo en el momento justo, parece un mandato divino. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  26. Hola André...siempre es bueno recordar y que leo de nuevo tu relato, me vuelve a emocionar como la primera vez. La fotografía es espectacular. Es un placer leerte, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola André, hay momentos que son mágicos, donde dos personas se encuentran y surge ese momento donde la palabra amigo tiene tanta fuerza y tanta importancia.
    Gracias por estar siempre y por tu visita.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Mi querido André, claro que esas cosas pasan y nos ayudan en la sonrisa del amanecer.

    Abrazos desde mi

    ResponderEliminar
  29. Hay muchos "Cristo Rey" por ahí... solo necesitados de un poco de tiempo..amabilidad y cariño..
    Me ha gustado mucho .. y me ha enternecido .. Ojalá haya también muchos "Andrés" por ahí..

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  30. Yo no hacía mucho que entraba a tu blog cuando te ocurrió lo del hospital, gracias a muchos de tus amigos en especial dos amigas que nos comunicaron lo de tu estado, desde ahí siempre en la medida de lo posible te he acompañado......
    Y espero con todo mi corazón seguir haciéndolo :) besos André....

    pd. es bonito recordar los inicios de la amistad :**

    ResponderEliminar
  31. que verdad, un amigo ,ser querido, apreciado, respetado...

    Un abrazo André

    ResponderEliminar