Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

lunes, marzo 03, 2014

 
Andrés (foto de André)

MOMENTOS DE CRISIS( a mis chic@s)
Reeditado


 Las crisis pueden hacer oscilar a alguno de la creencia a la increencia .Se deduce que las crisis no solo son de personalidad, afectivas, de seguridad, sino también de las culturas, de la sociedad, de las iglesias ,  muchas veces crisis de  personalidad, del individuo, de los políticos, de las democracias...
    
De una crisis inicial(bin-bang), aparece en la expansión del universo, la evolución, que representa (en el universo) ¡Por casualidad  que dicen muchos!, el esfuerzo cósmico de crear orden en el desorden y evolucionar en sintonía y con ganancia de lo simbólico.
Y desde esta crisis inicial no deja de formar parte de la evolución, de la que no nos podemos sustraer. Y por eso están ya ahí: crisis de la infancia, de la  pubertad, de la juventud, de la madurez, del matrimonio, de la Iglesia   

   Ahora te voy a contar el cuento del muñeco de sal, . Os acordáis que decíamos que la evolución  nos integra y nos lleva hacia algo cada vez mas UNO , Bueno  ahí va el cuento:
    Érase una vez un muñeco, un muñeco de sal  Después de caminar por muchas tierras áridas, desérticas y montañosas, se encontró con lo que nunca había visto<<EL MAR>>
¿Qué es esto?¿Quién eres tú?
¡Yo soy el mar!...y eso ¿Qué es? Preguntó el muñeco
Dijo el mar< pues eso soy yo>
No te entiendo, me gustaría mucho comprenderte ¿Cómo puedo conseguirlo?....¡Tócame ¡
Entonces el muñeco tocó tímidamente el mar con la  punta de los dedos del pie, empezó a comprender, pero cayó en la cuenta: ¡Mira han desaparecido las puntas de mi  pie!; respondió el Mar(que porque pongo Mar con mayúscula no lo sé <será un error>
Has tenido que dar algo por conocerme
El muñeco empezó a entrar poco a poco en el mar, lentamente (parando el momento, deteniéndose, viviendo el presente), a medida que entraba se iba diluyendo, en la misma medida en que esto ocurría, iba entendiendo mejor al mar, seguía preguntándose el muñeco ¿ Qué es el mar? Una ola lo engulló de todo, pero en ese mismo momento, aun pudo gritar<<SOY YO>>
( creo que el Muñeco de Sal  es un cuento de la doctrina Zen)

  ¿Qué quiero realmente deciros con este cuento? Quisiera deciros muchas cosas, pero me conformo con lo que lleguéis a deducir vosotros, a mí, este cuento me recuerda la unicidad: que soy plancton, que soy ola , que soy océano.
Ese evolucionismo hacia algo cada vez más Uno
Esas crisis (de crisol) en que te vas enriqueciendo, madurando, diluyendo, .porque vas dejando la niñez, la adolescencia,  la juventud etc., porque vas hacia el Mar desde el principio,(desde que inicias el camino) después de tierras, desiertos valles y montañas y sabes que eres, Yo como la sal, Tú como el Mar o viceversa,¿ Qué os sugiere el texto de hoy?
La ola no es solo ola, es plancton y es océano.
Yo soy dedo de pie(no tengo dedo ¡Soy dedo!) Como os repetí ya muchas  veces, el Yo, solo crece en el Tú ¡Por algo será!¿Seré mar y muñeco? Tú y yo muñecos de sal, ..."nuestro destino" ¿ El mar?
Así lo veo yo ¿Tú cómo lo ves?
André








34 comentarios :

  1. Excelente entrada, somos parte de un todo, una forma de integrarse es comprender y sentir aquello, felicitaciones y gracias por la entrega andré
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tambien en esto estoy contigo André. ¿como pretendemos canmbiar algo sin cambiarnos primero nosotros que somos parte de ese algo, de ese todo que somos todo y nada.
    ¿Y pretendemos dominar esto? ¡¡¡¡pero si esto somos nosotros!!!.
    Parece que me he hecho un lío André pero no, lo comprendo de verdad aunque no sea capaz de explicarlo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Primero te digo que ese Andrés que está en la foto es una de las cosas más lindas que he visto en mi vida ¡Muacksssssssssssss !
    Luego te digo que he tenido muchas crisis . A veces me canso de la terapia y de vivir analizando todos mis actos.. No me ha tocado una vida fácil.. Me salva el "tuyosear" siempre tengo algún TU conmigo aunque sólo sea mi LUNA adorada
    mi canicne de miel., la compañera de mi vejez.
    Te dejo besos azules.
    Conozco el cuento como "La muñeca de sal" y de hecho lo he publicado en "Volar... "
    FELIZ SEMANA !! :)

    ResponderEliminar
  4. André, nuestra mente y nuestro corazón son pequeños...A medida que vamos creciendo y sufriendo crisis, vamos aprendiendo, adentrándonos en la vida, en el conocimiento de las cosas, en el alma de los demás...Poco a poco nos damos cuenta, que somos parte de un todo, somos tierra, mar y universo. Nuestro espíritu se va ensanchando, va ensayando el vuelo hacia la libertad...hacia EL AMOR...Asi eres tú, amigo...inmenso...Y nos vas dejando en el camino tus señales, tus luces para que aprendamos a vivirnos, a sentirnos y a SER...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer y amor a las letras, André.
    FEliz semana con tus nietos y todo lo que amas.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. Nada puedo objetar sobre esta gran clase didáctica que nos ofreces, André, simplemente, por añadir mi granito de arena, para mí el mar sería ese todo que nos es dado al nacer y del que no queda otro remedio que desprendemos cuando toca marchar; el muñeco, que somos nosotros, define muy bien el paso por la vida, todas nuestras vivencias y, sobre todo define muy bien al final del
    relato esa capacidad que con el tiempo atesoramos, sentir que fuimos algo, que no nos vamos con las manos vacías porque la vida tuvo sentido vivirla . SOY YO . un perfecto final de tu relato

    Un abrazo, amigo andré

    Fina

    ResponderEliminar
  6. Nunca había leído un cuento tan interesante, que a pesar de que el muñeco de sal se siente desapareciendo no pierde la curiosidad de saber que es el mar, así somo nosotros verdad? bastante curiosos, no importa cuanto nos cueste el saber...
    Siempre me dejas pensando :) besos André

    ResponderEliminar
  7. un cuento con mucha miga es prercioso André !!!!hace pensar, yo también veo el despertar a lla unidad, es la toma de conciencia, de donde venimos, la plenitud se saborea en alguna ocasión y hacia dóndevamos normalmente ante la belleza de la naturaleza o en momentos de silencio profundo son ráfagas y las tenemos que aceptar como un regalo....hay etapas del camino mas duras de desolación..pero hay que seguir adelante con despredimiento y generosidad..es un cuento directo y lleno de lecciones gracias por compartirlo. Un abrazo-amigo. Begoña

    ResponderEliminar
  8. Una evolución, somos lo que la vida nos pide, Soy mar porque me siento parte de ella, pero tengo curiosidad. Una lección muy didáctica y visual. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu escrito, tu manera de explicar las crisis... tu filosofía de vida :)

    Da paz, y luz, anima.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Un relato profundo, precioso y que hace pensar, amigo André. Comparto tu filosofía de vida. Produce un sosiego iluminado.

    Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. A mí me sugiere que para comprender algo hay que meterse dentro, emprender la búsqueda, saliendo de nosotros y fundiéndonos en lo que deseamos conocer.Desde fuera no se ve el interior de las cosas ni de las personas; hay que acercarse, profundizar y a medida que dejamos algo de nosotros mismos en el otro,lo comprendemos.

    Preciosa reflexión y cuento, André.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Creo que si queremos entender o comprender algo, debemos sumergirnos en ello, pero sin dejar de ser nosotros y sin permitir que nos engullan como al pobre muñeco de sal
    Abrazos, André

    ResponderEliminar
  13. Precioso cuento. Hoy es la segunda vez que escucho que todo forma parte de todo y que en la vida todo tiene una relación. Tu cuento me hace pensar y eso me gusta, pero me asusta a la vez
    Un abrazo, André

    ResponderEliminar
  14. El muñeco de sal, se convirtió en mar.
    Fue parte del mar.

    manolo

    ResponderEliminar
  15. Me asombras siempre con tus entradas, este cuento es mágico, me ha encantado, un muñeco de sal que inevitablemente se convirtió en mar. y sí, todo forma parte de todo, así lo siento, digamos que formamos una hoguera, que según la vamos tratando, aumenta o disminuye ...y por supuesto me dejas pensando, que esto de pensar, es lo bueno.
    Un abrazo André.

    ResponderEliminar
  16. ¡Caramba Maestro!!! Que lección tan bella y tan verdad nos dejas; eso somos, mar y muñeco desde que nacemos hasta la tumba. Pero sigo reflexionando sobre esta preciosa entrada que da para mucho.

    Gracias por compartir tu sabiduría.
    Te dejo un beso y mi estima. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. Hola André, una gran lección de sabiduría este cuento. Me encanta, de él podemos deducir tantas cosas que nos has querido hacer ver. Muy importante el punto de vista con el que nos vemos en este momento, unos a otros, pero sobre todo nosotros mismos.

    Un abrazo
    Rosa

    ResponderEliminar
  18. Los sentimientos hermosos se acrecientan, son perfectos y sublimes como la naturaleza, nosotros los hacemos así, estamos navegando en el mar de nuestro destino.
    Es lo que opino de tu aleccionador post... pero hoy André, estoy un poquito espesa.
    Un enorme abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  19. No conocia el cuento, entre tantas cosas que desconozco, Para reflexionar, estimado amigo
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Hola André. Como tantísimas de mis ignorancias desconocía el cuento.
    Sí, así es, en el momento se actúa, hay unas consecuencias: buenas o malas; pero las hay. En cuanto algo se hace, hay un cambio, algo que marca nuestro camino para bien o para mal. Pero si no se hace, si no se actúa, nada se puede ver. Cierto, el muñeco de sal desconocía el mar; sí se diluía al conocerlo, se transformaba, dejaba de ser él. Así pasa en la vida misma, el ser humano prueba, conecta con otro y ese conectar con otro, ese interactuar conlleva un cambio en esa persona, en ese ser; sí, nada se queda sin pasar una vez algo se prueba.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  21. No conocía ese cuento del que me ha gustado su magnífica enseñanza.

    Entradas como esta es lo que hace que merezca la pena visitar tu blog.

    Espero que se mejore la situación del mar por tu tierra.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. ME GUSTA ESTA CRISIS DE ESPERANZAS. EXCELENTE, PROFESOR.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  23. Es un gusto pasar por tu blog, nos encontramos siempre con entradas maravillosas, como esta.
    Me ha gustado el cuento, preciosa reflexión.
    Que tengas buena semana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Al igual que lo hizo el muñeco de sal, cuando dejó su ego para formar parte del mar, cada uno de nosotros según nos vayamos despojando de nuestro Yo, lograremos formar parte de ese Todo y nos identificaremos con Él.
    Para mí me resulta difícil dejarte un comentario en esta entrada.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  25. Ser mar!. Es diluírse totalmente. Es ser la nada en el todo.
    Me gusta reflexionar contigo.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  26. Yo llevo mucho tiempo pensando y no solo pensando sino también sintiendo que todos somos UNO , que todos formamos parte de ALGO, de una chispa Divina , de un SOLO SER , que no hay nada que separe nada porque somos UNO y lo tengo cada vez más claro , en la medida que nos vayamos despojando más de lo material nos sentiremos más UNO .
    Me ha encantado tu Entrada, André ¡ Gracias ! Un abrazo grande .

    ResponderEliminar
  27. Somos UNO y para conocernos debemos adentrarnos, entregar, sentir, diluirnos y ser.
    Precioso André, más para estas horas de la noche.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Me ha encantado tu cuento y tu reflexión, de hecho todos somos mar y muñeco de sal, por cierto estoy viendo la utopía en el horizonte.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  29. un cuento hermoso, con una verdad que es la misma vida... pues ella a veces nos va engullendo de una forma invisible pero continua. un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Adoro el Mar, lo sabes... de el procedemos, desde el principio de la vida, somos agua salina en lágrimas de emociones, en tsunamis apasionados, en olas que acarician, somos al fin y al cabo vida que respira vida

    Un abrazo de mar

    ResponderEliminar
  31. El mar es inmensidad...

    Mi abrazo siempre, querido André

    ResponderEliminar
  32. Pues verás ANDRÉ de tu cuento lo que yo entiendo es que para comprender de verdad a alguien tienes que diluirte en su interior, mezclarte absorber su esencia hasta que esta sea parte de ti...darte, no hay otra forma si quieres sentir como otro... siendo tú, pero en él.

    La humanidad ha crecido y avanzado gracias a las crisis, todos los grandes inventos surgen de la necesidad, esa es la parte buena de una crisis lo que supone de cambio.. se pasa mal pero una vez pasada la fiebre... se sale más fuerte.


    Mil gracias jo! estás hecho todo un filósofo... muuchos besos ANDRÉ.

    ResponderEliminar
  33. Como vengo muy tarde ya te han hecho todas las reflexiones habidas y por haber y no me voy a repetir.
    Siempre un placer leer y un abrazo.
    Gracias por visitar mi blog y comentar.

    ResponderEliminar