Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

lunes, septiembre 24, 2012


Apegos junto a la Torre de Hércules (foto de andré)
2-Los apegos
Fue en las postrimerías de la obra de Anthony de Melo, cuando ya la filosofía Zen y el budismo, habían calado profundamente en su obra y en su espíritu, cuando tanto yo como mi círculo de amigos, tuvimos conocimientos de los apegos, en el sentido más oriental del término.
Apegos son todas las circunstancias materiales y morales, paisajes, personas , cosas etc.  a las que nos sentimos unidos , forman parte de nuestro entorno  y nos condicionan.

He leído a muchos orientales , Oso , Krisnamundi,  Buda y muchos otros. Me arrastra la lógica del Zen  y el liberalismo del Induismo.
Cuando llego a los apegos por más que hasta mi admirado Antony de Mello, también los combata y   refute sus vivencias,  y hasta los ridiculice,  yo he de ser fiel a mi mismo y disiento, disiento profundamente y renacen en mí los poderosos influjos de Tehilar de Chardín, Ken Wilber y otros, En mi lento discurrir por las dualidades humanas que tantos orientales transcienden y superan, se rebela en mí un algo interior, que no puedo soslayar , que es el tuyosear , el creer y crecer en ti, el quererte y si procede enamorarme, llegar a la maravillosa kenosis y vaciarme por ti. Quererte con el alma, desearte con todo mi cuerpo hasta que el amor reviente en dicha redentora.
Recientemente ha fallecido un querido amigo mío, que llenó de apegos profundos a su familia y a todos cuantos le conocimos; ver a sus familiares más directos en precioso saber estar, demostrando en todo momento , no tristeza si no la suerte de haberlo, conocido , haberlo vivido y haberlo disfrutado, conscientes de todo lo que aporto a sus vidas y a todos los que le hemos conocido.
Me gusta tuyosear, llenarme de “apegos”, esos que tanto niegan y denostan los orientalistas( que yo también lo soy en muchos conceptos), si me gusta crecer en el tú ,  estar en ti.
Desde muy joven, admiré y hasta  intente imitar a Buda esperando eternamente la llegada de la iluminación teniendo como cenobio un árbol en flor o el infinito paisaje.
Pero la fuerza que hay en mí me obligaba de joven (más aun ahora) a preguntarme ¿el porque de mí? ¿Qué debo hacer ¿ ¿a qué he venido a este mundo? ¿Cuál es mi misión?
Con una fuerza llena de vehemencia, supe que tú eres lo importante y si solo me dedico a la meditación, perderé lentamente por atrofia, esa fuerza interior que me dice que el vivirte es mi destino “Quiero todos mis apegos..
Javi y Eva (foto de andré)
No por eso dejo de ser anacoreta y celebrar mis silencios bajo un ciruelo en flor o con las olas del mar.
Abedul en infrarrojos(foto de andré)
André

42 comentarios :

  1. Yo también quiero todos mis apegos, incluso cuando esos apegos acaben trasladándose a años luz en el espacio, en el tiempo y en el ánimo... renunciar a ellos es renunciar a una parte importantísima de mí misma.

    Hermosa reflexión.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo no sabría vivir sin mis apegos André. Es más ni me planteo desprenderme de ellos porque si así lo hiciera es cuando realmente me sentiría perdido. Mis apegos son amor y por amor se viene a este mundo, si reniegas de tus apegos reniegas de ti. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Soy, como tú, una mujer de apegos y sin ellos me moriría, son los que me dan fuerza y vida.

    ¡qué ilusión me hizo que estuvieras leyendo el libro de los atunes que reseñé en mi blog, ya me dirás cuando lo acabes qué te pareció tu opinión me interesa mucho.

    ResponderEliminar
  4. Llegue aquí por casualidad y me intereso tu entrada y las anteriores.
    Es cierto que cuando te sumerges en el mundo de la espiritualidad tiendes a auto-adoctrinarte, a creerte todo lo que los sabios espirituales te indican, pero al final comprendes que tu eres tu y que no es bueno cambiarte demasiado. La iluminación se encuentra en conocimiento de uno mismo, o al menos eso creo yo...
    Muy buen blog, por cierto

    ResponderEliminar
  5. Estimado André, me has hecho ver la parte positiva y alegre de esa persona que se nos fue. Aparte de esa tristeza que no se puede controlar, está esa alegría de haberle tenido, de lo mucho que nos ha dado.

    André, yo también siento apego a todos y todas las cosas que me llenan.

    Son maravillosos tus pensamientos y es de agradecer que los compartas con nosotros.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  6. Siento la pérdida de tu amigo, André. Apego es una palabra maravillosa. Si vivimos en el otro, si el otro vive en nosotros, no es un modo de perdurar, ¿de pervivir en el tiempo y el espacio?.
    Saludos andré, unas imagenes preciosas

    ResponderEliminar
  7. No creo que nadie pueda vivir sin tener apegos ... los míos son muy intensos ...
    Lamentable siempre despedir a un amigo ..

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Buen día André !!!! una entrada que he disfrutado a fondo, primero hemos leido los libros que marcaron mi vida y el proceso ha sido muy parecido con conclusión : los apegos basados
    en el amor y cariño es algo tan personal que ni maestro ni doctrina ninguna hay que seguir es la libertad de espiritu la que se va perfilando en el continuo caminar... ahoa sé con certeza porque , somos amigos !!! y me alegro de ello!!!has leido Karfried Durckheim y Casterman ??? tienen libros muy buenos...Es una gozada compartir contigo. Un abrazo muy fuerte de Begoña

    ResponderEliminar
  9. André,muy buena entrada,amigo...
    Hay apegos,que nos hacen daño,personas y vicios obsesivos,que nos impiden avanzar en el camino...Esos hay que dejarlos atrás...
    Pero,todo lo que es positivo y nos ayuda a superarnos hemos de conservarlo...Somos cuando nos unimos a los demás y compartimos la vida,aportando cada cual lo mejor de si mismo...Si dejáramos atrás todo lo que amamos,dejaríamos atrás la vida para entrar en la sombra de una soledad vacía y sin sentido...
    Mi gratitud por compartir y mi abrazo inmenso,amigo.
    Feliz semana,André.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que cada persona tiene una serie de apegos. Estos puede actuar en el ser humano de forma positiva o negativa y siempre dependiendo del tipo de apegos. Lo que está claro, que los tuyos son muy positivos y dicen mucho de ti como persona.

    Que tengas una buena semana en compañía de tus seres queridos.

    Un abrazo amigo

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Ay, que lindo eres, estás llenito de el espiritu de EL

    Mi abrazo, querido amigo mío.


    P.D: Las fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
  12. Hemos nacido para estar con otros, amar a otros , sino ¿ddónde está la caridad, el dar el corazón a quien lo necesita? Es maravilloso poder despedir al amigo haciendo que pese más en la balanza el recuerdo de los felices momentos compartidos que la pena de dejarlo partir. Que el gozo de amarlo no mengue la libertad del amor. Gracias por compartir!Cariños

    ResponderEliminar
  13. Nadie está exento de apegos. Apegos, como dependencia, o como complemento a nuestra propias carencias. Para algunos, manifestar apegos es signo de debilidad.
    Si consideramos que la mayor perfección del hombre es saberse imperfecto, ya sobra cualquier justificación.
    El mismo Pierre Teilhard de Chardin admitía, sinembargo, que
    "Nosotros mismos somos nuestro peor enemigo".

    Mucha vida interior la tuya, André. Y eso NO es apego.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Todos estamos apegados a alguien o a algo, pero hay apegos que mejor seria despegarnos de ellos a tiempo, porque si se hace tarde, esos apegos perduran hasta la muerte...Cada vez que entro a leerte me sorprendes con tus hermosas entradas, tus palabras sabias, gracias Ándre.Un beso y que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  15. Los apegos y las preguntas existenciales que, inevitablemente, forman parte del ser humano....¿cómo liberarnos de ellos? y ¿realmente viviremos mejor?....depende de cuales, creo yo...

    Un abrazo André

    ResponderEliminar
  16. un ciruelo en flor y las olas del mar...
    todo el texto destila paz.
    el apego hay que trabajarlo, pero se puede!
    besitos dulce André.

    ResponderEliminar
  17. Hola André, perfecta para pensar tu estupenda entrada.

    Yo creo amigo, que las personas con estilos de apego seguro, muestran una alta accesibilidad a esquemas y recuerdos positivos, lo que les lleva a tener expectativas muy positivas acerca de las relaciones con los otros.

    Las personas con apego ansioso muestran menos accesibilidad a recuerdos positivos y se mantienen recelosos, teniendo conflictos con la intimidad , pues desean tenerlas siempre y tienen temor de perderlas.

    Por esto yo creo que el apego, puede ser positivo o negativo, pero estoy contigo, ¿acaso hay apego más hemoso que el amor?

    Un abrazo amigo y gracias por tu visita a mi blog.



    ResponderEliminar
  18. Tienes mucha razón Andre...yo tambien quiero mis apegos!!!Es parte de nuestra vida y desprendernos de ellos es desprendernos de una parte nuestra..no..yo los quiero...positivos o negativos son mios!!!!
    Bikossss

    ResponderEliminar
  19. Buenas tardes mi querido André, siempre salgo de tu casa, pensando lo que nos dices. Hoy nos hablas de apegos, sí fácil que todos tengamos alguno que otro. Pero hay que luchar. Hace más de veinte años que intento no apegarme y siempre he hallado ayuda en San Juan de la Cruz, Te dejo el texto, que bien conoces.
    «Para venir a gustarlo todo,
    no quieras tener gusto en nada ;
    para venir a poseerlo todo,
    no quieras poseer algo en nada ;
    para venir a serlo todo,
    no quieras ser algo en nada ;
    para venir a saberlo todo,
    no quieras saber algo en nada ;
    para venir a lo que no gustas,
    has de ir por donde no gustas ;
    para venir a lo que no posees,
    has de ir por donde no posees ;
    para venir a lo que no eres,
    has de ir por donde no eres.

    MODO PARA NO IMPEDIR AL TODO

    Cuando reparas en algo,
    dejas de arrojarte al todo ;
    porque, para venir del todo al todo,
    has de negarte del todo en todo ;
    y cuando lo vengas del todo a tener,
    has de tenerlo sin nada querer ;
    porque, si quieres tener algo en todo,
    no tienes puro en Dios tu tesoro.»
    Sé que es harto difícil, pero hay que intentarlo.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sor.Cecilia Codina Masach:
      ¡Que podríamos decir entonces de la hija de Jairo! ¿que decir entonces de Lázaro?¿ acaso Jesús no le lloró? ¿qué pensar de la de Magdala? ¿Acaso Jesús el Cristo no amó? no amo hasta la kenosis , no amó hasta el "heme aquí"" No dio un mensaje de amor "ama al próximo como a ti mismo".Maestro que debo hacer para ganar la vida eterna- El maestro_ "Haz lo que yo hago ,los ciegos ven , los sordos oyen , los paralíticos andan , DA mejor vida en esta vida" Crees que Él no tuvo apegos , crees que no fue apasionado, crees que aún sin llegar su hora no complació por amor a su madre, -Les di la gloria que Tú me diste para que sean una misma cosa...como Tú estás en mi y yo en ti , que también ellos sean una misma cosa , así el mundo sabrá que tú me has enviado" no es predicar que los demás es lo importante, no es decir que el yo crece en el tú.
      No querida mía Cristo dio un ejemplo no de un Buda retirado buscando la iluminación sin apegos Él vivió , amó y murió por amor a los humanos.
      No, NO me valen los místicos que solo cristifican , Cristo es el final ,el amado final, prefiero a los mitos , a Francisco de Asis que no cristifica , "deifica", lleva hacia Dios.
      Disiento en esta ocasión profundamente de ti; pero eso si con un apego lleno de mucho Amor.
      Besos y mi cariño.
      andré

      Eliminar
  20. Un abrazo para ti y hasta el cielo para tu amigo, que hoy vuela libre.
    La vida nos da cosas que en el momento no sabemos entender yo hasta el día de hoy me revelo ante la muerte de un ser querido.
    EL DESAPEGO...un tema pendiente ....pero sí tengo claro que hay que querer desde los rebalses y no desde las carencias.
    Besos y rosas en éste día en el corazón gris.
    mar

    ResponderEliminar
  21. Me he sentido profundamente identificada contigo en esta reflexión que has hecho, a mí me encanta leer sobre filosofia, he tratado de aplicar algunas sugerencias sobre meditación, sobre como controlar mi necesidad de satisfacer mi "YO" evitar los apegos, a las personas que ha pasado por mi vida a evitar sentir dolor por las perdidas, peroes inevitable, sigo aferrandome, sigo con los mismos apegos afectivos, sigo siendo humana, sigo siendo "YO" que mas.... dicificl llegar al nivel de trascendencia que llego buda, osho y otros mas...

    un fuerte abrazoo!!

    ResponderEliminar
  22. Me gusta mucho leerte amigo sabes de que hablas sabes lo que dices.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

  23. Sor.Cecilia Codina Masach:
    ¡Que podríamos decir entonces de la hija de Jairo! ¿que decir entonces de Lázaro?¿ acaso Jesús no le lloró? ¿qué pensar de la de Magdala? ¿Acaso Jesús el Cristo no amó? no amo hasta la kenosis , no amó hasta el "heme aquí"" No dio un mensaje de amor "ama al próximo como a ti mismo".Maestro que debo hacer para ganar la vida eterna- El maestro_ "Haz lo que yo hago ,los ciegos ven , los sordos oyen , los paralíticos andan , DA mejor vida en esta vida" Crees que Él no tuvo apegos , crees que no fue apasionado, crees que aún sin llegar su hora no complació por amor a su madre, -Les di la gloria que Tú me diste para que sean una misma cosa...como Tú estás en mi y yo en ti , que también ellos sean una misma cosa , así el mundo sabrá que tú me has enviado" no es predicar que los demás es lo importante, no es decir que el yo crece en el tú.
    No querida mía Cristo dio un ejemplo no de un Buda retirado buscando la iluminación sin apegos Él vivió , amó y murió por amor a los humanos.
    No, NO me valen los místicos que solo cristifican , Cristo es el final ,el amado final, prefiero a los mitos , a Francisco de Asis que no cristifica , "deifica", lleva hacia Dios.
    Disiento en esta ocasión profundamente de ti; pero eso si con un apego lleno de mucho Amor.
    Besos y mi cariño.
    andré

    ResponderEliminar
  24. Conozco muchos que se han ido a vivir debajo de un árbol... olvidaron sus apegos, se olvidaron de sí.
    Buena decisión la tuya, amigo.

    ResponderEliminar
  25. Maravillosa entrada. Los apegos son parte nuestra, no dejemos de amar y amarnos a nosotros. Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Las dos primeras fotos, André son preciosas.

    Besos, André

    ResponderEliminar
  27. Buenas preguntas las que formulas. Esas que nos hacemos desde que tenemos uso de razón y que a ciertas edades vuelven con virulencia. Pero no hay respuestas. Si acaso dentro de nosotros podemos encontrar una pequeña luz.
    Precioso el contraluz de la Torre de Hércules.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Será una pena que no tengamos más vida que esta vida porque tú te merces reencarnarte para seguir entregándote de esta manera... bss

    ResponderEliminar
  29. Me ha gustado la entrada, la forma en que la planteas y el giro que le das.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. MUY SIGNIFICATIVO, COMO NOS HACES VER LA GRAN IMPORTANCIA QUE TIENEN LAS COSAS ELEMENTALES DE LA VIDA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  31. Que lindas fotos André..... siempre trayéndonos imágenes muy buenas e interesantes....

    Y hablando de apegos.... me gustaría mucho traer nuevamente todos los apegos de esta vida, a mi, muchas veces los necesitamos mucho... besos :**

    ResponderEliminar
  32. "el Tú o el Yo nada significan
    si no existe un NOSOTROS que lo celebre"
    Sacerdote M Ortega +

    abrazos y buena semana

    los apegos son las raíces de todos los otros que nos antecedieron, y Nosotros seremos parte de todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lichazul
      Sin el tú y sin el yo no hay nosotros , tuyoseando, creciendo el yo en el tú, nace , vive y progresa el " NOSOTROS".
      André de ártebro

      Eliminar
  33. Muy bonito andré, yo me rindo ante esa magia que desprenden 'los apegos', que podemos sentir en determinadas personas, animales y a lo mejor hacia algunas cosas y hasta lugares en los que nos encontramos verdaderamente a gusto y en armonía. Me ha gustado mucho ese apego hacia tu amigo fallecido y el comportamiento de sus familiares y amigos sintiéndose dichosos y alegres de haber compartido grandes momentos en vida con él. Puede que esto que llamamos apego es lo que comúnmente se conoce como química entre personas y es algo muy espiritual y difícil de explicar pero que existe de verdad y es algo muy bueno de experimentar. Y haces muy bien en compaginar tu destino (tu carácter), con la meditación y contemplación, debajo de un ciruelo o de donde sea, creo que es perfectamente compatible. Un abrazo andré.

    ResponderEliminar
  34. Querido amigo: Ya nuestro común amigo Manolo, me ha dicho que leyese tu entrada, que me vendría bien.
    ¡Qué podría contarte yo de querencias o de apegos!
    Seguramente he recibido tanto cariño y amor, que no he hecho más que compartirlo con todos los que me rodean.
    Soy como una especie de "lapa", cuando quiero lo doy todo y por esta razón, mi alma llora al comprobar que un trocito de mí se ha ido con cada una de las personas que han formado parte de mi vida y ya no están.
    Seguramente, cualquier profesor de Sicología, me diría que soy una persona débil y ansiosa, nada más lejos de la realidad, cuando he tenido que demostrar valor, no me digas de dónde he podido sacar fuerzas, lo he demostrado con creces, por eso mi conciencia está tranquila, en ese aspecto no tengo ningún remordimiento.
    Lo que pasa, es que a veces, las separaciones de los seres que has querido, llegan en una etapa de la vida en la que crees has acabado tu paso por ella, entonces es cuando te ves perdida, no sabes como empezar de nuevo y te consuelas en la añoranza, en los recuerdos e incluso te rebelas contra algo que es inevitable.
    Kasioles, sigue aún apegada a sus querencias, tampoco quiero olvidarlas, ya que forman parte de mis vivencias, pero busco ese estado de paz interior que te permita afrontar lo sucedio con fe y esperanza, sin que el llanto asome a mis ojos con el recuerdo. Créeme que lo estoy logrando. Además, si los demás pueden... ¿por qué yo no?
    Ya sabes que admiro tus escritos, a veces quisiera que estuvieras más cerca, eres un buen terapeuta.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  35. Cuando miras hacia atrás en el reloj del pasado te das cuenta que como si nada ya se te pasó tu media hora y observas que a tu lado hay apegos que mas que una carga aligeraron tu estancia..Creo que para mi, esos apegos son como las flores que debería tener todo jardín, de diferentes aromas y colores y aunque nis guste como dices tú muy bien, caminar a veces solo con nuestros pensamientos, es bonito hacerlo sabiendo que nuestros apegos están cerca de ti...
    Hoy me voy con algo de aqui que no conocía, al menos no con ese nombre: el tuyosear...gracias, fue lindo pasear por tu blog

    ResponderEliminar
  36. Cada día que pasa es un nuevo despertar... cada vez que vengo a visitarlo, salgo del letargo y las nostalgias, y me convenzo, que estamos en un mundo, donde sólo es importante, el amor, la paz y la libertad.
    Un abrazo grande André!

    ResponderEliminar
  37. Parece que Manolo, nos recomienda a algunas que pasemos por tu blog y en especial por esta entrada, me ha sentado bien leela; y aprovechando que no había nadie por aquí, me he dado una vuelta y me han gustado muchas cosas. Volveré para verlas con más detenimiento. Le tengo que dar las gracias a Manolo.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  38. Cierto y más como lo describes y sientes. Que seria la vida sin apegos, aun manteniendo tus silencios de soledad...Totalmente necesario ambos.
    Eso es la vida, ver, sentir, estar, conocer, amar y ser amado, sentirse amado.

    Un abrazo y estoy contigo en esta visión del apego.

    ResponderEliminar