Datos personales

Mi foto

me gusta :pensar, escribir, comunicar,  trabajé en minas , de hierro, hulla, lignitos, , en la construcción en obra publicas ,Centrales térmicas y nucleares etc....

viernes, noviembre 18, 2011


Lo que le enseño a tus hijos cap 4º

       

                    

                              Etapa de la adolescencia, formación sexual


La sexualidad, es una dimensión constitutiva de la persona, afecta lo más profundo del  ser; afecta todas las dimensiones y  actitudes humanas.
Desborda su significado procreador, interpretarlo solo desde la biología es un error, porque nuestra sexualidad es más, mucho más: es deseo, vivencia, pulsión, sentimiento, afecto, no hay amor que no sea sexual, amamos como hombre o como mujer.
Primeros problemas que surgen en la adolescencia
El adolescente inicia su vida sexual normalmente impulsado por:
Curiosidad por su propio cuerpo, desarrollo de los órganos genitales, poluciones nocturnas, la eyaculación etc.
Necesidad de liberación de energía, tensiones físicas o spíquicas, que muchas veces se dirigen a los órganos genitales con excitaciones no provocadas.
Aparición del placer involuntario durante el sueño, o voluntario ,provocado durante la vigilia
Las actitudes normales en ambos sexos es, la aceptación plena de sus propios cuerpos
Deben aparecer  relaciones intensas, pero oscuras(inexperiencia ,impericia, duda)  con el otro sexo, en un principio, suelen ser indiferenciadas ,Se anda en busca de una persona concreta, para complementarse, y cuando es bien entendido, para comprometerse
No se trata de aquí te pillo, aquí te mato, sino mucho más en la búsqueda de una persona concreta, con la cual iniciar las experiencias en orden al amor y al sexo. En las primeras relaciones afectivas, deben ser enjuiciadas junto con la persona elegida y darse el suficiente tiempo, antes de quemar etapas, para asegurarse que se está AL MENOS EN ESE MOMENTO CON LA PERSONA ADECUADA .No pueden valer todos-as. Tu escala de valores, debe de hacer de filtro. En esta edad, no se puede ofrecer una madurez sexual de adultos , por lo que cada uno-a de vosotras-os en el momento de empezar una relación de amor con otra persona, debe conocer sus límites y actuar con dignidad  
La sexualidad que no está integrada en el amor, no es ni amor, ni hacer el amor, es fornicar.
Es verdad que, si todos los deseos son contenidos, conducen al histerismo,
pero en las relaciones de pareja, hay muchas pulsiones preciosas, sin necesidad, consumar el amor, o consumarlo haciéndote daño, o no siendo fiel a tu escala de valores o perdiendo tú dignidad, con 14 años debes saber hasta donde puedes llegar sin hacer daño al otro, ni a nosotros mismos-as.
Tu sexualidad debe estar orientada a la maduración integral.
Los ambientes, las amistades,  el desconocimiento del sexo, los tabúes, la dualidad (alma buena, cuerpo malo), no son favorables para un desarrollo sexual armonioso El cuerpo es “tan guai” que Cristo lo resucitará
La sexualidad no puede reducirse a una materia de enseñanza, o a conocimientos teóricos. Es más bien una maduración afectiva,  teniendo en cuenta, que no es un consumismo, no trata de gozar al máximo la sexualidad con el menor coste  posible, si no ser dueño de ti, fiel a ti y a tus compromisos de valor.

çVer –1-Pesa la sexualidad en tu vida
            2- está habitualmente en tus vivencias
Juzgar-1-Crees que la sexualidad es mala
             2-¿como juzgan la sexualidad en tu ambiente y en otros ambientes?
             3·- se suelen quemar etapas,¿ que piensas tu del recorrido, ¿ tienen sus manos entre las manos, acarician su nuca o su pelo ¡ o se lo pierden!
              4-Qué diría  Cristo ante tanto africano  que muere de sida, (que si, se mueren,) diría ¡póntelo, pónselo! o deja que enferme y muera  o que no se acaricien (ojito con esta frase mía , no te dejes adoctrinar , ¡piensa tú ,juzga y decide!)
             5- Tú y yo , todos nosotros ,somos  Iglesia ¿Qué opina esta parte tan importante de la Iglesia?
Actuar—¡que debes hacer tú para no hacer ni hacerte daño! Tú a qué te comprometes .Hasta donde estás dispuesta-o a llegar , ¿irás preparado-a?.
                Como grupo(iglesia) a qué nos comprometemos?
 Si hay que cambiar las cosas empieza ya tú comprométete a algo para el próximo día
André de Ártabro.
fotos de andré
 P. D.  Si os digo que el día siguiente  me han sorprendido mentiría , pero no os cuento  hasta que punto todas-os venían preparados ¿Qué hacer llorar o aplaudir…Simplemente ………seguir    satisfecho

52 comentarios :

  1. Creo André que haces un grandisimo trabajo...
    He leido las entradas anteriores y estoy alucinada.. tu compromiso para con los jóvenes y niños es inigualable.
    disculpame por tardar tanto en llegar... voy muy escasa de tiempo...

    En cuanto a esta entrada te diré que es muy complicado hacerles entender a los jóvenes la importancia del sexo, sus peligros, las necesidades que en ellos nacen y como encauzarlas, como ser consecuente...
    La juventud es muy alocada... y resulta imprevisible, pero si son capaces de entenderte y hacerte caso...
    Madre mia..!! no sabes cuanto bien haces...
    Estoy segura que te sientes mas que orgulloso de tu trabajo con ellos,una obra social altruista y hermosa.

    Besitos, mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido André, tu punto de vista es excelente...es cierto que estamos viviendo en un tiempo extremadamente peligroso, donde todo lo queremos instantáneo, y los niños, adolescentes y jóvenes parece ser que nacieron sin el don de la paciencia para ir quemando etapa por etapa. Creo que lo que al mundo le ha sucedido es que ha expulsado a Cristo de los hogares, de las escuelas y de todas partes...por eso no les importa fornicar y destruir su cuerpo y su futuro. Hay que empezar por la base, y Cristo es la base, la piedra angular que sostiene a la sociedad. Ojalá y pudiésemos inculcar a nuestros hijos desde la cuna, el amor y la obediencia a Dios.
    Gracias André por el hermoso trabajo que estás realizando, de corazón te admiro, porque en este mundo virtual, detrás de cada máquina hay un ser humano que es sensible y es importante.
    Recibe un enorme abrazo y mi afecto sincero.

    ResponderEliminar
  3. PROFESOR, MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR SUS ENSEÑANZAS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Querido André. Como siempre, te leo, aunque en estas entradas no dejo comentario porque a veces me gustaría estar tomando una tazá de café. o una cervecita fresquita, y poder dialogar sin tiempo sobre algunas de las cuestiones que planteas. Esta vez sí comento, para decirte que me parece encomiable tu labor y su difusión.

    Besos, querido amigo, desde este mar azul que está frente a mí.

    ResponderEliminar
  5. La adolescencia es una etapa complicadísima, yo diría que hasta peligrosa en el sentido de que una mala decisión en ese periodo de inmadurez puede arruinar el resto de tu vida. Es uno de esos momentos decisivos en los que la balanza asciende o desciende intentando encontrar en equilibrio que marcará tu futuro.
    Te admiro por el esfuerzo que haces con los chic@s, por tu dedicación intentando orientarlos por la senda correcta, por la magnífica labor que les dedicas.

    Un abrazo grande, André.

    ResponderEliminar
  6. Hola André, he tenido problemas con mi cuenta (y no la del banco, jeje), pero ya la restablecí ayer, así que aquí vuelvo a seguir aprendiendo de tus sabias letras. En cuanto a la sexualidad... creo que lo mejor es tratarla con toda la naturalidad posible y mas a los chicos-as, que están en puertas de ella. Tengo un hijo de 14 años y siempre he sido muy sincera con él, le he inculcado sobre todo que es sana, saludable y ante todo tiene que regirse en el ámbito del sentimiento y el amor.
    Gracias por compartirnos tus reflexiones que siempre son muy positivas.

    Un abrazo grande mi querido amigo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Genial entrada Andrés!
    Soy profesor de E.S.O y Bachillerato y coincido plenamente con tus muy esclarecedores consejos.Desgraciadamente falta mucha formación en valores entre los propios padres.La sexualidad es parte del ser humano , pero necesita el referente de la emotividad , el alejamiento del puro instinto , para que realmente nos plenifique.Empatizo mucho contus reflexiones.Un fuerte abrazo.Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  8. Si todos pensaran como tú, en el seno de la Iglesia, se respiraría un ambiente de mayor tolerancia. Y sí, seas creyente o no, el sexo con amor es mucho mejor. Así debería ser, mas no siempre es, y yo no juzgo a nadie. Y es cierto,un día habrá que tomarse una cañita o un café juntos.
    Un beso André.

    ResponderEliminar
  9. temón los adolescentes y sus inquietudes sexuales con sus relaciones y aceptaciones e individualidades, su aproximación torpe y temeraria en todo juego y siempre buscando un reconocimiento de sus pares hacen de esta etapa de vida una de las más complejas y más decisivas de todo ser humano

    besito sy feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. André,no tengo nada que añadir a tu excelente y profundo post.Mi felicitacíón más sincera y mi abrazo inmenso siempre.
    Mi gratitud por ser y estar siempre y hasta muy pronto,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Como siempre muy buenos tus escritos.
    No tuve una madre que me enseñara sobre la sexualidad y mi niñez era toda curiosidad, sin tener a quien preguntarle algo -estudiaba en un colegio de monjas. Un día una amiga llevo una revista con imagenes y escritura sexual y yo con mucha curiosidad ( por primera vez veria algo asi ( imagen) ) me la pasaba con ese libro en la clase jijiji, hasta que una monjita me pillo. Me dijo que ese libro no era apropiado para mi edad (14 años) que lo que quisiera saber se lo podria preguntar a ellas, o sea no te enseñaban, tenias que preguntar y a esa edad da verguenza hacerlo.
    Pues, cuando me case y tuve mis hijos, me prometi hablar con ellos de todo lo relacionado a sexo, para que ellos no tuvieran las dudas que yo tenia, asi fue como les hable confome iban entendiendo les iba hablando de todo y aconsejando, ahora son adultos y creo lo hice bien. Es dificíl, muy dificíl a veces, pero no deseaba buscaran infomacion errada por ahi.
    La verdad mi querido André es, que no existe formula para hablar con los hijos, pero es un tema tan importante de tratar en la adolecencia especialmente.
    Gracias por los temas que nos compartes.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  12. Querido profe: Tengo una encuesta preparada para ti.
    Lo que subiré este sábado a mi blog, se ha extendido mucho y no pretendo cansar a nadie, por eso no la voy a publicar.
    Pero, tu forma de exponer el tema, me asombra y al mismo tiempo me llena de satisfacción.
    En mi época, que me imagino será más o menos la tuya, el solo hecho de hablar de sexo era pecado.
    Teníamos que ser todos ángeles puros, todo lo relacionado con el cuerpo era tabú.
    Esa dualidad de la que hablas... era pura utopia ¿cómo podíamos separar un alma buena de un cuerpo malo? Las dos partes formamos una integridad y de ahí venían nuestros cargos de conciencia.
    Todo lo que sentíamos, todo aquello que nos hacía vibrar, era malo y pecaminoso.
    Hasta no nos atrevíamos a preguntar a nuestros padres ¡qué poca formación hemos llevado al matrimonio!
    Hoy en día, nuestros nietos, a Dios Gracias, reciben otra clase de formación, y aprenderán a ser responsables sobre una base científica y honesta, libre de opresión a considerar todo como pecado.
    Gracias André, yo quisiera haber tenido un profesor como tú.
    Abrazos al corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  13. Que bueno que estés tan actualizado en éstos temas, para hablar con los adolescentes en una edad donde se revolucionan las hormonas y están tan ávidos de respuestas.

    Otra vez querido amigo, un enorme gusto haber leído este texto, no solo realizado desde tu profesionalismo sino desde tu corazón inmenso.

    Un fuerte abrazo y adelante!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola André!!!
    Un puñado de aplausos por esta lección trascendental para adolescentes y no tanto.
    Gracias Maestro, por compartir tu mágica sabiduría.
    Ha sido un placer leerte. Un abrazo grande y se muy feliz.

    ResponderEliminar
  15. Amigo André:

    Me ha encantado esta entrada, y conocer tus reflexiones, precisamente yo tengo una hija adolescente, de 12 años, y da la casualidad, que estos días tuve que explicarle preguntas que les pusieron en el colegio para que yo se las respondiera, sobre el tema de la sexualidad, de la fecundación, cambios en el cuerpo de niños, niñas, etc, etc, de manera que, para darle una información más bien adecuada con arreglo a su edad, he tenido que recurrir a libros y también a internet, para ver la manera de explicarle, según su edad, con las palabras y conceptos adecuados, y creo que lo hice lo mejor posible, pero de todas formas, yo a mi hija ya la tenía explicado desde hace tiempo los cambios que se producirían en ella en esta edad, porque desgraciadamente, a mí nadie me dijo nada en aquellos tiempos, que era tabú, y cuando fui adolescente, cuando por primera vez me bajó la menstruación, me asusté, pensando que algo mal me estaba sucediendo.

    Hoy en día, es normal hablar con total libertad con los hijos de estos temas, sin tabú, pero bien es cierto que hay que hacerlo con palabras y conceptos, que ellos puedan entenderlas.

    Gracias, amigo, por dejarme contar mi experiencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Te he leído varias veces, como siempre hago, ante tu inmensa y valiosa filosofía de vida.
    Creo que quizás maduré demasiado temprano por muchas cosas y sería demasiado extensa al explicarlo, quizás quemé etapas pero en cada una de ellas he recibido enseñanzas.
    Me casé con 15 años y mi hijo nació a los 16, el padre de mi hijo era un hombre muy hermoso, un personaje de dioses griegos y eso lejos de atraerme, me alejaba, veía como todas las chicas del barrio le caían atrás, mientras yo me escondía.
    Su insistencia era tal que se atrevió hablar con mi madre para pedirme en matrimonio y yo, renuente. Un día al salir de la escuela me lo encuentro afuera esperándome y me dice: Aquí te traigo un regalo, por favor ábrelo. Cuando lo abrí era un libro de Anatomía y en la dedicatoria decía:
    Querida Mayra, recuerda que todo lo inmensamente grande, fué en igual medida pequeño y que la casualidad y la suerte son creencias de seres incapaces.
    Ahí mismo se ganó el SIIIIIIIIII.
    Tengo dos hijas y un hijo varón, ellos son mi bastión y siempre hemos tratado diferentes temas, incluyendo lo del sexo. He dejado sentado que hacer el amor es un don maravilloso que fornicar es la vejación del amor.
    Tengo una frase que ha marcado mi vida y a ella me aferro siempre.

    Si no me besas el alma, nunca, nunca me podrás tocar el cuerpo.

    Amar no es pecado, porque Dios es amor.
    Burlarse del amor es un sacrilegio.

    Perdona lo extenso del comentario, y creo que si, que Jesús siempre protegería a sus hijos.

    Mi siempre abrazo llenito de cariño, amigo mío.

    ResponderEliminar
  17. Te doy las gracias por éstas entradas.. tengo dos hijos adolescentes y leyéndote siento que voy por el buen camino .. porque comparto plenamente lo que dices.. ( aunque yo no se decirlo tan sumamente bien como tú lo haces ) ..

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Bien lo dice la palabra ADOLESCENCIA - adolecen de TODO- y mientras se enteran de como va a ir la vida ellos se mueven por todos lados ávidos de aprendizaje van dejando sus huellas.... André, es tan bueno leer este tipo de post porque aprendemos a pesar de nuestra edades a tratar al menos de guiar si no es a los hijos (en mi caso algún día a los nietos), que bueno es para mi que te expreses de una manera tan sencilla...
    Son tantas preguntas que respondernos, creo que hay una que puedo responder ahora.... que pensaría Cristo ante tanto africano enfermo de Sida?
    Empezando que es una enfermedad que ya ataca a TODA la humanidad (imagino que habrán en el futuro peores) pero personalmente pienso que si Dios lo hubiera sabido no lo hubiera prevenido, siento que EL está para ayudarnos a vencer obstáculos no para ponernos trabas en el camino... somos nosotros los que hemos puesto de vuelta y media la naturaleza, con tanta furia que ahora se descarga sobre nosotros....

    Me encanta venir aquí (soy floja para la lectura) pero cuando me la ponen así de fácil e interesante leo feliz y tranquila.... un abrazo ^.^

    ResponderEliminar
  19. Este tema siempre lo he tenido muy claro. Mi adolescente tiene casi 18 años y nunca le he escondido el tema del sexo, siempre lo hemos llevado con mucha naturalidad y cada vez que anda con una nena, ya me encargo yo de comprarle una cajita y dejarsela en su cajón.

    Buen finde, besos André.

    ResponderEliminar
  20. Yo nunca tube problemas con ese tema en cuanto a hablarlo con mis amig@s pero con mis padres no porque ellos me tuvieron siendo muy mayores ya y habia un respeto tal que habria sido un disparate hablar de ello y yo aun no tengo hijos pero si los tuviera seguro que actuaria tambien como tú...
    Besos y gracias por compartir estas cosas : )
    Feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  21. Querido André, muy buena entrada, también me han gustado las aportaciones que hacen tus seguidores. Hay muchos autores que tratan de separar la pasión del amor considerando la primera de ellas como fuente de agresividad, como un cuerpo a cuerpo y una búsqueda de placer sin más.
    En el terreno de lo íntimo todo aquello que sea artificial será percibido como egoísmo.
    Hoy los jóvenes tienen influencias televisivas manipuladoras y si no veamos un anuncio de una mujer que tira de la corbata de su marido cuando éste llega a casa.... y nos da a entender que toda mujer que quiera ser moderna y estar al día tiene que comportarse así y pobre de la adolescente que sea de otra manera porque puede llegar a preguntarse ¿seré normal?.
    Has definido muy bien lo que es una entrega personal sin mojigatería, en la que si hay amor ya no falta de nada.
    Buen fin de semana. Como siempre, mi abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Antes que todo te felicito por esta maravillosa entrada...en los tiempos de mi juventud nadie me habló del sexo, asi que el tiempo y la vida fueron mis maestros...creo que el libertinaje y la irresponsabilidad son las principales causas de que la enfermedad del sida se extienda.

    Amar no es pecado,si no dañamos a nadie y si lo hacemos con responsabilidad...feliz tarde André y gracias por tus valiosos aportes...besitos

    ResponderEliminar
  23. Mis felicitaciones André, entro en tu casa y siempre salgo con la grata sensación que me dejan tus excelentes reflexiones.
    que disfrutes el fin de semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. André, mil gracias por tu comentario y visita. Lo aprecio mucho.
    Recibe un gran abrazo

    ResponderEliminar
  25. Por cierto, la foto del blog es impresionantemente hermosa!

    ResponderEliminar
  26. En primer lugar, André, le felicito por tan interesante y significativo post.
    ¡Ojalá los adultos de ahora hubiéramos tenido una enseñanza como la que usted nos proporciona!.
    Apenas tengo nada que decir, porque todo queda dicho en su artículo.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  27. La sexualidad casi siempre ha sido un tabu, yo la aprendí de las amigas que contaban sus experiencias, en los colegios no se enseñaba como ahora. Y lo más lindo fue que cuando la descubrí fue con la persona adecuada y con un amor inmenso hacia él (y es que soy una romántica, que le vamos hacer).

    Como siempre mi querido André una gran lección de la vida, gracias por tus reflexiones.

    Un beso y mi cariño amigo mío.

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola André! los maestros y profesores tienen una responsabilidad que no siempre se valora, enseñan el camino y la forma de sortear obstáculos... Con los años siempre hay alguno que recordamos con afecto especial.
    Este escrito trajo a mi memoria el recuerdo de un sacerdote que por liberal lo apartaron de las clases de religión que a los 15 años nadie se perdía,(nos hablaba más de lo humano que de lo divino) me quedó gravada una frase: "el sexo es un intercambio afectivo no un simple intercambio de fluídos".
    Un abrazo desde tierra adentro

    ResponderEliminar
  29. No sé si en su tiempo enseñaría bien a mis hijos con respecto a esto que dices. Ya son mayores y lo que yo les enseñé lo habrán contrastado con lo que ellos solos aprendieron.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Me viene de cine leerte, André. Tengo dos hijos, de 17 años el chico y 14 años la chica. Así que, por supuesto, esto no me cae de lejos ni de nuevo pero sí me sirve para enriquecerme y dar pie a conversaciones que puedo tener con ellos. Aunque ya hemos hablado de estos temas con la mayor naturalidad, nunca me canso de seguir instruyéndome para poder seguir haciéndolo con ellos. Un beso, corazón.

    ResponderEliminar
  31. André, como dices, hay que empezar a cambiar tantas cosas para que este mundo funcione mejor. Besos, al estar de viaje me he perdido este sitio donde están mis amigos, pero ya regresé. Besos

    ResponderEliminar
  32. Mis padres jamás me hablaron de la sexualidad , los cambios en mi cuerpo de adolescente ni nada, creo que todo lo fui aprendiendo de a poco a través de la vida, yo no cometí el mismo error con mi única hija, desde muy pequeña, respondí todas sus preguntas y me encargué de que tuviera una visión clara frente al tema.
    Me encantan tus entradas tan profundas, pero, extraño tus poemas, ainsssssssssssss
    Besitos en el alma y un feliz fin de semana
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  33. Creo que el sexo es algo divino y más aún si se hace con amor,entonces se produce una fusión de almas y un extraordinario estado de plenitud.En África se contagian muchas personas de SIDA debido a la falta de prevención y cada vez son más los infectados,si a esto le sumamos la falta de antivirales y el alto precio de los mismos,tenemos como resultado muchísimas muertes al año.Y tienen todo el derecho a acariciarse todo lo que quieran o más,solo faltaría.Un abrazo andré.

    ResponderEliminar
  34. André interesante esta entrada fabulosa fotografía esta del final. Gracias por su visita feliz fin de semana.
    Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  35. Hola André

    Tengo uan sobrina de 16 años y aunque mi hermana le ha hablado de todo este tema y otros, nunca está demás seguir leyendo y aprender junto a tí.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  36. el amor es lo más bello del mundo, lo que pasa que antes no se podía ni nombrar esta palabra, pues era tabú y pecado hasta nombrarla, menos mal que nuestros hijos y nuestros nietos creo yo que les enseñemos y les enseñaremos a verlo como lo que es como lo más natural y la comunión entre dos almas que se desean y se aman. Muchos besinos de esta amiga admiradora que te da infinitas gracias por regalarnos siempre bellas y reflexivas letras. Feliz domingo con todo mi cariño y admiración.

    ResponderEliminar
  37. Los niños son,siempre lo digo,una caja de sorpresas en su mayoría alucinantes y agradables.
    Este tema de la sexualidad me resulta complicado a la vez que inevitable,teniendo hijos como tengo.
    He tenido siempre la sana intención de hablarles de todo con absoluta normalidad por supuesto,dejándoles ver y sentir mi opinión.
    Creo que como bien dices,hay que guiarlos hacia ese tema con cautela y responsabilidad.
    El amor prima en el sexo,al menos para mí y la consumación del acto sexual no tiene que ser por necesidad,la meta a alcanzar.
    El entorno, el placer no solo es sexo puro y duro.
    Creo que en el mayor hemos conseguido orientarlo bien y hasta ahora parece entenderlo,así pues hablamos naturalmente de sus relaciones e intentamos aconsejarle lo mejor que podemos.
    La peque comienza a desarrollarse y sin tapujos,con infinito cariño y espontaneidad, le he contado los pormenores de su desarrollo,de lo incipiente de sus cambios y hacia dónde virarán...
    Los niños son esponjas y entienden hasta lo intendible y el sexo es un tema,que en mi opinión,no ha de ser tabú,pero sí respetuoso y direccional.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Muy buena tu entrada, donde explicas con claridad el tema de la sexualidad en la adolescencia, pero la adolescencia es una etapa complicada en donde las razones y los consejos poco pueden hacer..., son demasiado fuertes todos los sentimientos y las hormonas tampoco ayudan..., (lo digo porque yo recuerdo esa dichosa adolescencia...jajaja)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  39. Nos impusieron durante años la sexualidad como tabú. Librarse de esas cadenas no fue tarea fácil.
    El diálogo y la naturalidad en estos temas creo que es fundamental, al menos así lo practico yo.
    Gracias por tu paso.
    Yo tqambién te sigo ;)
    Un beso, André.

    ResponderEliminar
  40. Acabo de conocer tu blog y me ha encantado tu exposición sobre la sexualidad.
    Un saludo,
    Joker

    ResponderEliminar
  41. Uff!! muy complicado el tema. Creo que lo que hay que inculcar es el amor, lo demás llega por si solo y a cada uno de una manera diferente.
    Para aprender tambien hay que errar.
    Pero como digo, con la vacuna del amor, lo demás son males menores.
    Un abrazo enormeeeeee.
    PD: Afortunadamente me salió mas trabajo y eso me impide andar más por estos medios.

    ResponderEliminar
  42. es una edad muy dificil ,tanto para hijos como para padres,en mi caso no lo fue tanto ,ya que con mi hija siempre se mantuvo la comunicacion con mucha fluidez y sin tabúes ,a pesar de ser el padre me fué facil transmitirle seguridad de su sexualidad ,no deja de ser mi princesa,ya tiene 18 años,y se maneja bastante bien,quiere decir que estuve acertado con la educacion
    un abrazo querido amigo,excelente post

    ResponderEliminar
  43. Es que tus niños no son tont@s... saben mucho :p
    por cierto que lecciones me das majo, un beso ^.^

    ResponderEliminar
  44. Aun recuerdo el esfuerzo tan terrible que hizo mi madre cuando nos cogió a mi hermana y a mí a los 14 años y nos explico a su manera cosas de sexo. Mis padres se casaron por que se quedaron embarazados y mi madre siempre dijo que lo paso tan mal por la falta de información que no quería que eso les pasase a sus hijas. Se compro un libro y durante unas cuantas tardes nos sentábamos con ella a leerlo. Nosotras no entendíamos ni papa, pero sabíamos muchas cosas de esas que todos los chicos saben en esas edades. Mi madre paso mucha vergüenza, pero lo hizo. Solo cuando hemos crecido hemos valorado el esfuerzo que ella hizo, que para aquellos años no era nada fácil hablar de sexo. Con mis hijas la historia no ha sido igual, ahora corren otros tiempos pero la información llega cada dia a todas horas de todas las maneras posible. Hoy hablar de sexo es natural y aunque ellos no entiendan muchas cosas o se rían de nuestras palabras se les gravan a fuego asomando cuando llega el momento. Hay que aprovechar toda la información y nunca bajar la guardia, la adolescencia es muy difícil demasiadas cosas nuevas por descubrir.
    Gracias por compartir tus experiencias. Un bessito

    ResponderEliminar
  45. En mi época apenas teníamos informacíón y en casa poco nos contaban, lo que íbamos aprendiendo era un poco de aquí y un poco de allá, y aún así eramos más responsables. Ahora hay exceso de información, el sexo ya no se trata com otabu y los padres y los hijos lo abordan sin pudor...y creo que ha sido contraproducente porque los jóvenes de hoy día no le dan el valor que el sexo verdaderamente tiene y el significado que tiene entre dos personas. Como tu bien dices está quemando etapas. Quizá cuando sean más adultos logren entenderlo y puedan "rescatar" y "revivir" ciertas sensaciones.
    Un abrazo André. Muy buen post.

    ResponderEliminar
  46. Hoy toca sexo y como compruebo que les pasa a muchos de los comentarios, en mi época se sabía muy poco o casi nada de sexo, yo tuve la suerte que mi madre me intentó explicar lo poquísimo que ella sabía. Yo tuve clases en el colegio de sexualidad, pero todo eran risas, vergüenzas y demás.
    Ahora es otra cosa parece que van de "sobraos" y al final no es sepan demasiado.
    Yo por lo menos he intentado que algo sepan jejej.

    Gracias por la información.

    Besitos y sonrisas sexuales:-)

    ResponderEliminar
  47. Acabo de conocer tu blog y me ha encantado y me gusto mucho tu tema de hoy , yo tengo una hija de 12 años ,con eso te digo todo, antes a esa edad no éramos la mitad de la mitad y tampoco teníamos la mitad de la mitad de la información..Un beso

    ResponderEliminar
  48. ¡Ojalá todos los miembros de la iglesia fueran como tu!

    Un abrazo y buen hacer el tuyo.

    Mercedes.

    ResponderEliminar
  49. ¡¡Excelente!! Me parece excelente que hables de la sexualidad de esta manera lisa y llana con tus alumnos.

    Hay demasiada mala información o desinformación, secretismo o mensajes negativos.

    Las fotos preciosas, en especial la segunda. Como pudiste captarlos en el aire. Bella danza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Qué difícil es hablar de sexualidad con los hijos, parece que si fuese con la hija del vecino sería menos cortante, bueno, no es que lo parezca, es que lo es, y eso que hay confianza, cómo cuesta y lo curioso es que es de ellos hacia los padres los que se cohíben, según mi experiencia, claro.

    En opinión del Jardín, Cristo no habría hablado de sexualidad en público en su vida, porque en su tiempo también había sexualidad y no debería haber dejado que a su esposa la llamaran ramera, de esos polvos vienen estos lodos... ((no le hagas caso, quizás es que es muy libre en su terreno... sexual y claro... no está vallado, je ,je...)) Bss...

    ResponderEliminar